Smartphones en las habitaciones
Septiembre 8, 2017
Cristina Fortuny
Es indiscutible que necesitamos dormir para poner funcionar adecuadamente. Privarnos recurrentemente de las horas adecuadas de sueño, e inclusive de una siesta, puede afectar las siguientes capacidades:
  • Atención.
  • Aprendizaje.
  • Estado anímico.
  • Funciones ejecutivas (procesos cognitivos gracias a los cuales podemos hacer algo con un propósito determinado).
  • Memoria de trabajo (permite mantener la concentración en los elementos que necesitamos para hacer algo).
  • Habilidades cuantitativas.
  • Razonamiento lógico.

Estudios señalan que los niños que tienen televisores en sus habitaciones duermen peor[1]. Considerando que utilizamos los Smartphones para ver videos, películas, series, leer, jugar y chatear; tenerlos en nuestras habitaciones puede tener el mismo efecto o peor que los televisores.

Estadísticas de interés:

  • 89% de los adolescentes (entre 15 y 17 años) tiene al menos, un dispositivo electrónico en sus habitaciones.[2]
  • Sólo el 17% de los adolescentes, apaga o pone en silencio su Smartphone para irse a dormir.[3]
  • Apagar el Smartphone, genera casi una hora adicional de sueño y mejora la calidad del mismo.[4]

Por otra parte, durante la adolescencia cambian los patrones del sueño. Los jóvenes tienden a acostarse más tarde y tienen que levantarse temprano en las mañanas, lo cual, aunado al efecto de la presencia de los dispositivos en sus habitaciones, genera que la mayoría de los adolescentes, estén creciendo con un déficit de horas de sueño.

Para evitar los efectos negativos y proteger el sano desarrollo de nuestros hijos, lo recomendable es retirar los dispositivos electrónicos de sus recámaras, o en su defecto garantizar que estén apagados.

Algunas estrategias que pueden utilizar:
  • Compren un despertador para cada miembro de la familia. Es el primer argumento que recibirán de sus hijos, para no sacar el celular de su habitación.
  • Establezcan un lugar común en la casa, para cargar los dispositivos de toda la familia durante la noche. En la medida que los padres se suman a estas prácticas, aumenta la probabilidad de éxito de este hábito.
  • Si resulta imposible sacar los dispositivos, asegúrense que permanezcan apagados durante la noche. Aplicaciones como Qustodio o OurPact, pueden ayudarte.
  • Si algún miembro de la familia tiene problemas crónicos para dormir, lo ideal es apagar los dispositivos, al menos una hora antes de dormir y retirarlos de la habitación.


Temas que podemos platicar en familia son:
  • ¿Qué hora acordamos apagar o retirar los dispositivos? Cada miembro de la familia tiene requerimientos diferentes
  • ¿Por qué es importante proteger nuestro sueño en la era digital?
  • ¿Cómo pueden explicarles a sus amigos que durante la noche van a permanecer desconectados?


BIBLIOGRAFÍAS
  • [1]Dworak and Wiater, “Media, Sleep and Memory in Children and Adolescents”
  • [2]National Sleep Foundation, 2014 “Sleep in America Pool”
  • [3]Sakari, “Adolescents´Electronic Media Use at Night, Sleep Disturbance, and Depressive Symptoms in the Smartphone Age”.
  • [4]National Sleep Foundation, 2014 “Sleep in America Pool”


Para dudas o comentarios me encuentro a la orden en mi email: hola@cristinafortuny.com.

Saludos

Cristina Fortuny

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: @CristinaFortuny
Compartir
Contáctame
Aprendamos a utilizar la tecnología responsablemente.