Mi hij@ quiere abrir un canal de Youtube
Julio 28, 2017
Cristina Fortuny
Muchos niños tienen o les gustaría tener su propio canal de Youtube, y ¿cómo no quererlo?, si la tecnología les permite: crear los contenidos que quieren ver, mostrarles a sus amigos cosas que saben hacer, expresar sus ideas y conectar con personas que tienen intereses similares.

Sin embargo, Youtube es una plataforma que puede presentar diversos riesgos para menores de edad. Por lo tanto, es nuestra responsabilidad como padres guiar y orientar en este proceso, para brindar las condiciones de seguridad acordes a cada edad.

A continuación, algunas recomendaciones:

 Ayudarlos a definir el contenido del canal, ¿de qué va a tratar? (retos, bromas, manualidades, bailes, maquillaje, deportes, viajes, videojuegos)
 Establecer las expectativas sobre: vestimenta, datos personales que van a compartir (nombre, ciudad donde viven, escuela), tipo de lenguaje, lugar donde van a filmar (establecer un sitio que no comprometa su seguridad), ¿quién puede aparecer en los videos? (¿sólo ellos o pueden aparecer sus hermanos y amigos?, ¿deben tener permiso de los padres de los amigos para aparecer en el video?).
 Aclaren sus expectativas sobre el tiempo que le van a dedicar a esta actividad. ¿Va a ser 1 video a la semana o 5?, ¿cuántas horas van a dedicarle al día?
 Abrir una cuenta en Google. Los padres deben poder tener acceso a la cuenta en casos de emergencia y por tanto deben conocer el usuario y la contraseña.
 El canal puede ser configurado como Privado (tu escoges quien puede ver el video) o “Unlisted” (le envías el link del video a quien quieres que lo vea). De esta forma, estará más controlado la audiencia que verá sus videos.
 Configurar para que no reciba comentarios o que se aprueben antes de ser publicados. Con esto, vas a proteger a tu hijo de recibir mensajes que puedan afectarlo emocionalmente.
 Comenzar con un sistema de pre aprobación de los videos. Pueden dividirse el trabajo entre papá, mamá y algún hermano mayor. La idea es que no suban el video hasta que un adulto lo haya revisado. Con el tiempo, verán que van agarrando criterio y cada vez será menos necesario. Sin embargo, coméntenles que en cualquier momento Uds podrían pedirles que bajen un video que consideren inapropiado.
 Platicar sobre el tema de los likes y los seguidores. No deben convertirse en una medida de su autoestima o popularidad.
 Suscribirse al canal para que cada vez que publiquen un video te llegue una notificación a tu correo electrónico.

Aquí algunos temas que pueden conversar en familia sobre tener o no, un canal de Youtube:

 ¿Cuáles son los canales de Youtube que más les gustan?
 ¿Por qué algunas personas dejan mensajes hostiles en los videos? ¿Qué están buscando? ¿Cómo podemos lidiar con eso?
 ¿Qué beneficios tiene tener tu propio canal de Youtube?

Para dudas o comentarios me encuentro a la orden en mi email: hola@cristinafortuny.com.

Saludos

Cristina Fortuny

Sígueme en Facebook, Instagram y Twitter: @CristinaFortuny
Compartir
Contáctame
Aprendamos a utilizar la tecnología responsablemente.