¿Cómo puedo saber que aplicaciones usan mis hijos?
Febrero 16, 2016
Cristina Fortuny
Es importante al menos tener una idea del tipo de aplicaciones que están utilizando nuestros hijos para poder informarlos oportunamente del tipo de situaciones que pueden encontrarse en caso de no ser utilizados para el bien. Esto genera mucho debate porque niños y adolescentes sienten que si los padres hacemos eso estamos invadiendo su privacidad. Sin embargo, cuando replicamos esa acción en el mundo real, nos damos cuenta que es algo que ya ponemos en práctica en la vida de carne y hueso. ¿Qué pasaría por ejemplo si en un café con tus amigas te enteras que afuera del cine donde normalmente va tu hijo con sus amigos se colocan drug dealers? Probablemente, entre todas decidirían hablar con sus hijos y buscar otro cine que no presente ese riesgo. No se trata de no volver al cine más nunca en sus vidas, si no de buscar otras opciones más convenientes. Lo mismo aplica para las apps, hay muchísimas que tienen funciones similares que implican menos riesgos o son más apropiadas para su estilo de vida.

¿Qué pasó cuando alrededor de los años 80 salieron los estudios sobre el glutamato monosódico en los alimentos?, las personas sabiendo que no es tan conveniente para la salud, desde entonces estamos más pendiente de los productos que contienen este componente y a veces preferimos optar por uno que no lo contenga. Lo mismo podemos aplicar a los contenidos que consumen nuestros hijos a través de redes sociales y/o juegos de video.

¿De qué forma podemos saber que tipo de aplicaciones están utilizando?

A través de Itunes, Google Play o similar. Por lo general, los padres hemos creado una cuenta en alguna de estas tiendas online dependiendo del dispositivo que utilicen. Cada vez que se baja e instala una aplicación debería pedir una clave (esto es altamente recomendable especialmente con niños pequeños para evitar que les llegue una cuenta considerable a su tarjeta de crédito) y llega un email al correo vinculado a esa cuenta indicando el juego o aplicaciones que se bajó.
Hay familias en donde los niños y adolescentes son quienes manejan esta cuenta porque sus padres no sabían como crearla o manejarla al momento de adquirir el dispositivo. En este caso, si el niño puso su propio email, los padres no tienen acceso a esta información vía email.
También pueden coexistir varias cuentas en Itunes, es decir, Ud creo una pero luego el niño compro una tarjeta de Itunes y se creo su propia cuenta. En ese caso tampoco podría saber que aplicaciones está adquiriendo en esa nueva cuenta.

Revisando en el App Store que tiene el dispositivo:
- Entre en App Store
- Vaya a “Actualizaciones”
- Presione “Comprado” y allí podrá ver todo lo que ha sido adquirido a través de la cuenta que en ese momento esté utilizando el dispositivo. Puede encontrar dos opciones:
- ABRIR: la aplicación se compró y está en uso.
- Símbolo de nube con una flecha hacia abajo: la aplicación en algún momento se compró, utilizó y luego se borró.

Puede buscar aplicaciones en específico que le interese saber si su hijo está utilizando. Para esto:
- Entre en App Store
- Vaya a Buscar y escriba el nombre de la aplicación.
- Si le aparece un precio u OBTENER, la aplicación no ha sido bajada en esta cuenta de Itunes. Si tiene varias puede que en otras si. Si aparece ABRIR o el símbolo de la nube, aplica lo mismo que escribí arriba.

Pídale el dispositivo a su hijo y revise que aplicaciones le aparecen.
Es importante que antes de hacer esto reinicie el equipo, es decir, apáguelo por completo y vuélvalo a encender. Esto es porque si tienen aplicaciones escondidas (les explicaré cómo en un siguiente artículo), sólo aparecen al reiniciar los dispositivos.

Eleanor Roosevelt una vez dijo: “Aprende de los errores de los demás. No vas a vivir lo suficiente para cometerlos todos tu mismo”. Creo que si podemos evitarles malos momentos compartiéndoles lo que ya sabemos que puede pasarles, entre todos podemos construir un mejor mundo digital.

Compartir
Contáctame
Aprendamos a utilizar la tecnología responsablemente.